ABRIRSE A INDIA ES VER EL MUNDO

travel-tour-india

Si hay un país que sean mil destinos dentro de uno ese es la India. Desde el norte, con el valle de Ladakh como símbolo de la religión budista, así como la ciudad de Leh como claro exponente de la influencia de la cultura tibetana dentro de dicha área, hasta el Sur, donde el hinduismo alcanza su máximo expresión con sus templos en forma piramidal cargados de deidades o incluso algunos excavados en la roca, como el de Kalaisha, verdadera maravilla que demuestra como la mano del hombre es capaz de trabajar la piedra de una forma prodigiosa.INDIA Y NEPAL 2006 170

Si hay una zona que no se puede dejar de visitar en nuestra primera visita a India es el Rajasthan, precisamente destino del próximo viaje de autor dentro de nuestra empresa, con el llamado triángulo de oro como máximo exponente. El mismo está compuesto por las ciudades de Delhi, Jaipur y Agra, centros del dominio mogol en la misma, lo cual provocó en su día que gran parte de la población sea musulmana, así como que nos encontremos monumentos tan grandiosos como el Taj Mahal, el Fuerte rojo, o la Jama Masjid (Gran mezquita) de Delhi como los más claros ejemplos de la perfección arquitectónica que se alcanzó en aquella época y que desembocó en el florecimiento del arte y de la cultura en una época en la que los sucesivos Emperadores contribuyeron a una hegemonía política que no religiosa, ya que no impidieron la libertad de culto en el país, siendo ejemplo de tolerancia religiosa.

INDIA Y NEPAL 2006 236

Si hay una experiencia digna de reseñar es contemplar el anteriormente citado Taj Mahal, monumento funerario realizado con un refinamiento que aún hoy resulta asombroso y nos deja sin palabras al contemplar cómo cambia de color  según la intensidad con que le impacta la luz del sol, siendo los momentos más propicios para apreciar dichos cambios el amanecer y el atardecer.

INDIA Y NEPAL 2006 235

Subir en elefante al Fuerte Amber, antigua residencia del maharajá de Jaipur, donde hay incluso un jardín en forma cuadriculada con un trono en mármol desde el que el mismo jugaba al ajedrez con figuras humanas representando las diferentes piezas del juego,  sorprenderte con el Palacio de los vientos, fachada construida con forma de nido de abeja para que las mujeres de palacio pudieran contemplar los desfiles en la ciudad sin ser vistas desde fuera, o pasear en rickshaw por el viejo Delhi son experiencias que se quedan en la retina para siempre.

INDIA Y NEPAL 2006 125

Frente al viejo tópico de que India es pobre y monótona, es uno de los países que más avanza de Asia sin perder su esencia, y donde el lujo en los hoteles y calidad de servicios alcanzan su máxima expresión.

En India no hay medias tintas. O te encanta o no la soportas, pero os puedo garantizar que muy pocos conozco que opten por lo segundo, puesto que nunca defrauda. Al contrario, cuanto más vas, más ganas tienes de volver. Como dice un viejo proverbio hindú, abrirse a India es ver el mundo.    

- Jose Antonio Lizana Trillo, Viajes de autor Andaljara

Be first to comment